RSS

REGALO O SOBORNO

12 May

(EL PAIS)
regalo
Recibir ciertos regalos de ciertos amigos puede acarrear el fin de una carrera política: la luna de miel que le pagó un empresario al ministro alemán de Baja Sajonia, Gerhard Glogowski, le costó el puesto. La cocina y el sistema de aire acondicionado que instalaron unos contratistas gratuitamente en el chalé del gobernador estadounidense de Connecticut, John Rowland, forzaron su dimisión. Los trajes que la trama de empresas corruptas de Francisco Correa presuntamente regaló al presidente valenciano, Francisco Camps, abren en España un debate que se dirime en dos planos: el judicial, actualmente en curso, y el moral, más difícil de atrapar. Pero importante: ¿Puede y debe un alto cargo seguir en su puesto tras recibir regalos de personas a las que su Administración adjudica contratos? Más allá de la voz de los jueces, la tolerancia de un país hacia esa promiscuidad también da el nivel de su talla ética.

Otros países, como Dinamarca, aplican una política de tolerancia cero. El país escandinavo sólo permite recibir regalos de cortesía y protocolo como “una tableta de chocolate, un libro, o una botella de vino con ocasión del 25 aniversario de servicio público de un determinado empleado”, según los ejemplos que da la Autoridad del Empleo Público, un órgano que ha redactado un código ético común para los funcionarios daneses y que incentiva a los organismos públicos a ser aún más severos cuando lo crean necesario.

España, que ocupa el puesto 28 en ese listado, mejor posición que Italia, Portugal o Israel, aunque peor que Barbados, Chile o Uruguay, tiene normas taxativas: “Se rechazará cualquier regalo, favor o servicio en condiciones ventajosas que vaya más allá de los usos habituales, sociales y de cortesía”, rezan el Código de Buen Gobierno de 2005, aplicable a cargos electos de la Administración central, y para funcionarios, el Estatuto Básico de 2007.

Por citar un caso singularmente estricto, los empleados de la Embajada danesa en Vietnam no pueden recibir regalos de más de 50 euros y, con todo, deben dar parte a su superior, ya que se entienden recibidos en nombre de la embajada y no a título personal. Dinamarca es el país menos corrupto del mundo, según el índice de percepción de la corrupción de la ONG Transparencia Internacional.

OS CUENTO: Mi opinión es que los sobornadores estudian y finalmente conocen bien a sus victimas. Ese conocimiento detallado les anima o  impide hacerles  suculentos regalos.

El sujeto pasivo (supuesto sobornado o sobornable) debería considerar que cuando está arriba le llueven los “amigos” (que desaperecerán el mismo día de su marcha) , amigos que tratarán de ganarse la amistad  del alto cargo con obsequios más o menos importante para conseguir sus favores en las contrataciones, o al menos un trato más favorable.

Como medida de Buen Gobierno me gustaba la que se practicaba en una empresa que conocí que sólo permitía un regalo al año, por Navidad, y de un valor bajo-medio, porque al final todo depende (marques las normás que marques) de la voluntad de dos personas: el que da y el que recibe. Por ello será mejor elegir bien a los altos cargos, para que estos ya posean un alto valor ético antes de acceder al sillón, que hacer normativas muy estrictas y siempre vulnerables, porque el que hizo la ley hizo la trampa.

Sed buenos.

REGALO O SOBORNO, tu opinion.

(polls)

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 12 mayo 2009 en JETILLAS, SIN VERGUENZA, SOCIEDAD

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: