RSS

UNA MUJER DESNUDA Y EN LO OSCURO (Benedetti y Serrat)

18 May

BENEDETTI Y SERRAT

BENEDETTI Y SERRAT

ADIOS AL POETA DEL COMPROMISO

(EL PAIS)

Murió Mario Benedetti. El poeta resistente, que vivió el exilio y la enfermedad (un asma pertinaz, obsesiva) le fueron rompiendo, pero él se mantuvo siempre “en defensa de la alegría”.

Era un hombre cordial, enteramente, pero era un tímido absoluto. Los que le conocieron en España le recuerda, por ejemplo, en la Feria del Libro de Madrid, puntilloso, anotando con palotes los libros que firmaba; y le recuerdan rechazando el pescado con espinas y en general las tonterías; era un conversador tranquilo; llegaba a los sitios con su maletita marrón gastada, y dentro llevaba siempre poemas o cartas, en esos momentos en que cumplía compromisos parecía a la vez el escolar que fue y también el oficinista.

Su apariencia era la de un juez de paz, pero nunca hubo paz dentro de su alma, ni siquiera cuando se le vio feliz, con sus manos a la espalda, con su mirada desvaída por las lentillas, con su bigote largo e invariable a lo largo de una vida en la tantos se enamoraron al tiempo que recitaban sus poemas o escuchaban las canciones que hicieron con sus versos su paisano Daniel Viglietti y el catalán Joan Manuel Serrat. Con Viglietti tiene una anécdota que se parece a algunas de las que le convertían también en un escolar huidizo al que le asustaba la fama, al tiempo que le agradaba que algunos, ante sus recitales multitudinarios, le dijeran que parecía una estrella de rock.

Hubiera sido incapaz de cantar, pero un día se encontró con Viglietti en París, en un aeropuerto, y Daniel le dijo a Mario: “Estoy haciendo música para sus poemas”. “Y yo estoy haciendo poemas”. Entonces el poeta se quedó pensando, y añadió, riendo como reía, como para no molestar: “Tenemos que hacer algo con esta casualidad”. De esa casualidad nacieron conciertos, libros; eran como dos en la carretera; cuando vimos a Viglietti en Montevideo, en el entierro de Idea Vilariño, a mediados de abril, la gran amiga generacional de Mario, el cantante nos dijo: “Y lo de Mario. Estamos tan mal, y vamos aún a lo peor”.

Se apaga la voz de su compañero, pero quedan la voz de las canciones.


OS CUENTO: Se marchó Benedetti, pero siempre estará en mi casa a través de algunas canciones del Serrat (así le gusta que le llamen).

Esta mañana lo primero que he hecho ha sido escuchar, ahora con más nostalgia su poema “una mujer desnuda y en lo oscuro” , cantado por el admirado Joan Manuel Serrat. Seguro que a partir de ahora lo escucharé aún con mucha más devoción. Es mi sentido pésame a estos queridos mostruos que se nos van de las manos, siempre lo hice así y hoy no iba a ser de otra manera.

Yo apenas he leído poesía, he de confesarlo. Tan sólo MIGUEL HERNANDEZ (para mí el más grande desde siempre, o al menos desde que lo empecé a leer en mi adolescencia) y el iluste MACHADO despertarón mi admiración y fervor.

No por ello voy a desconocer el valor del poeta del compromiso y de alegría que aún sigue recreando nuestro pensamiento y alimentando nuestro corazón.

Anuncios
 
6 comentarios

Publicado por en 18 mayo 2009 en MUSICA, PASA LA VIDA

 

6 Respuestas a “UNA MUJER DESNUDA Y EN LO OSCURO (Benedetti y Serrat)

  1. Dolita

    19 mayo 2009 at 15:38

    Yo empecé obligada en el colegio con Bécquer. No soy una entendida pero creo que para sentir la poesía eso no importa. No recuerdo que ningún poeta de los que me gustan hayan sido plenamente felices y hasta creo que el no serlo debe ser una condición indispensable. Bécquer, M.Hernández, Neruda, Benedetti …

     
    • Puntiyo

      19 mayo 2009 at 21:04

      Si, yo leí, Becquer cuando ni siquiera sabía que eran esas cosas de los enmamoramientos.
      Lo de Miguel Hernández fue más racional y premeditado en los primeros años de Universidad.
      A Benedetti me lo trajo el Serrat y vaya lo que me enseñó.

       
  2. Futuro Blogero

    20 mayo 2009 at 9:30

    No me había funcionado el lector de Blogger y no me llegaban las actualizaciones.

    Por lo que dices, solo has leido poesía de Machado, Miguel Hernandez y Benedetti… curiosamente, el gran Joan Manuel ha hecho un disco maravilloso con letras de cada uno de los tres.

    Es que el Serrat es un tipo listo, seleccionando letras para musicar y cantar.

     
    • Puntiyo

      20 mayo 2009 at 10:11

      Son tres discos en realidad y tengo los tres (salvo que los haya refundido).
      Primero fue el de Machado (las moscas, la saeta, …), luego Don Miguel Hernández (nanas de la cebolla, para la libertad, …) y finalmente Benedetti en más de un disco y en varias fases.
      Un tipo listo y buena gente Paco, me encanta, tengo todos sus discos, por lo que podría decir que soy su fan.

       
  3. futuro bloguero

    20 mayo 2009 at 19:11

    yo también tengo los tres, y los demás, incluso los que grabó en catalán, que aunque no los entiendo, me gustan igualmente.

     
    • Puntiyo

      20 mayo 2009 at 23:23

      En catalán solo tengo dos y a base de repetirlos casi me los sé de memoria.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: