RSS

CONDUCCION ECOLÓGICA

15 Jul

cabecera_eco_conduccion

Vía] Escuela CEA

El ritmo de vida nos lleva a conducir de una forma más apresurada, sin pensar en el consumo y medio ambiente. Actualmente el 90% de los conductores desperdician más del 40% del combustible lo que supone un importante gasto energético.

En España, el sector transporte, es responsable de más del 60% del petróleo consumido y del 30% de las emisiones totales de CO2. Dentro del sector transporte el turismo tiene especial relevancia al totalizar el 15% de toda la energía final consumida en España.

De la importancia de estas cifras surge la necesidad de plantearse la utilización del vehículo automóvil de una forma más eficiente y racional. A lo largo de los últimos 20 años, el consumo de carburante de los coches nuevos ha ido disminuyendo progresivamente por la implantación de nuevas tecnologías en los mismos, pero esto no es suficiente. La actitud del conductor y su estilo de conducción son también decisivos a la hora de reducir el consumo global de carburantes.

LAS DIEZ REGLAS DE LE ECO-CONDUCCION

1. Arranque y puesta en marcha * Arrancar el motor sin pisar el aceledor. * En los motores de gasolina, iniciar la marcha inmediatamente después del arranque. * En los motores diesel, esperar unos segundos antes de comenzar la marcha.

2. Primera marcha * Usarla para el inicio de la marcha; cambiar a la a 2ª a los segundos o 6 metros aproximadamente.

3. Aceleración y cambio de marchas Según las revoluciones: * En los motores de gasolina; entre las 2.000 y 2.500 r/min * En los motores diesel; entre las 1.500 y 2.000 r/min Según la velocidad: * A 2ª marcha: a los 2 segundos o 6 m * A 3ª marcha: a partir de unos 30 km/h * A 4ª marcha: a partir de unos 40 km/h * A 5ª marcha: por encima de unos 50 km/h Acelera tras la realización del cambio.

4. Utilización de las marchas * Circular lo más posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones. * Es preferible circular en marchas largas con el acelerador pisado en mayor medida que en marchas cortas con el acelerador menos pisado. * En ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 4ª y 5ª marcha.

5. Velocidad de circulación * Mantenerla lo más uniforme posible; buscar fluidez en la circulación, evitando frenazos, aceleraciones y cambios de marchas innecesarios.

6. Deceleración * Levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha engranada en ese instante. * Frenar de forma suave con el pedal del freno. * Reducir de marcha lo más posible, con especial atención en las bajadas.

7. Detención * Siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el coche sin reducir previamente la marcha.

8. Paradas * En paradas prolongadas (por encima de 60 segundos) es recomendable apagar el motor.

9. Anticipación y previsión * Conducir siempre con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 vehículos por delante. * En el momento en que se detecte un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación en la vía, levantar del acelerador para anticipar las siguientes maniobras.

10. Seguridad * En la mayoría de las situaciones, aplicar las reglas de la conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad vial. * Pero obviamente existen circunstancias que requieren acciones específicas distintas, para que la seguridad no se vea afectada

OS CUENTO: Claro que es cuestión de actitud, un mismo conductor a lo largo de su vida conduce de muy diferentes maneras, al menos es mi expreriencia personal.

De joven  nada te perturba, eres capaz de poner alas a un utilitario para  alcanzar una velocidad que ni el fabricante lo sospechaba cuando le instaló el velocímetro. El precio de la gasolina y el medio ambiente te la traía al pairo, eso era cosa y responsabilidad de otros.

Cuando más grande va siendo el motor de tus sucesivos coches más gozas de la conducción, el precio de la gasolina es un gasto relevante en la economía familiar y , como ya estás más informado, te preocupa eso del medio ambiente y del calentamiento global.

Obviamente , ya no corres tanto, y tus maniobras son más mesuradas y suaves.

Finalmente acabas conduciendo porque si, porque necesitas desplazarte y un buen día descubres que lo de correr es una santa bobada, que apenas ganas tiempo, que contaminas más y que hay que ser prudente y consecuente con tu entorno a la par. Ya eres un maduro , sereno y responsable conductor .

Para todos, estéis en la época que estéis de vuestra vida,  os ofrecemos estas elementales normas de sentido común y de conducción ecológica.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 15 julio 2009 en ECOLOGIA, MEDIO AMBIENTE

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: