RSS

Madonna en Madrid

24 Jul

Le sobra energía para seducir.

Vía] Efe

La diva, con un show espectacular, apasiona después de 19 años de su última visita a la capital.

No sonó su último exitazo, ‘Hung Up’. La cantante estadounidense Madonna actúa durante el concierto ofrecido en el estadio Vicente Calderón de Madrid, donde ha presentado su ‘Sticky & Sweet Tour’.

Hacía 19 años que Madonna no actuaba en Madrid, pero los cerca de 40.000 devotos de la ‘Reina del pop’ que asistieron o a su concierto en el estadio Vicente Calderón vieron saciada en parte su sed de diva. Atlética, camaleónica y deslumbrante, la cantante demostró que aún le sobra energía para seducir.

Como ocurriera en su último concierto en Barcelona, Madonna tampoco ha llenado el aforo del estadio, de 50.000 personas, pero eso no ha hecho sino mejorar las posibilidades del público de disfrutar de un espectáculo de dos horas milimétricas. Apareció despatarrada sobre un trono, saltó a la comba con una minifalda roja, cantó desde un Rolls Royce blanco, jugó obscenamente con una guitarra entre las piernas, besó en la boca a una de sus bailarinas, se puso un velo de novia, cantó sobre un piano oculta en una capa negra y, así, visitó cada una de las Madonnas con las que ha conquistado el trono del pop. Una veintena de temas sin pausa En las cerca de veinte canciones que han desfilado sin pausa, remezclándose consigo misma y con otros artistas, desde Britney Spears hasta Eurosmith, Madonna no ha dejado de lado su homenaje al que ha definido como “el mayor artista del mundo”, Michael Jackson, a quien ha recordado junto a sus bailarines con coreografías de temas como ‘Billie Jean’.

Acompañada de una docena de bailarines, y sobre un escenario que tan pronto se transformaba en una estación del metro de Nueva York como en una fiesta zíngara o en un ring de boxeo, la cantante no dio respiro a su público, tan atento a seguir el ritmo del espectáculo que apenas pudo distraerse en bailar. Y eso que en esta gira, frente a la espectacular escenografía que adornó el ‘Confessions Tour’, Madonna ha primado el apabullamiento lumínico antes que los escenarios diversos. Cuatro paneles de led’s ejercían de decorado móvil, muy eficaces, aunque algo escasos comparados con su anterior puesta en escena. A cambio, los juegos de luces, los lasers y los sonidos puramente discotequeros se impusieron a lo largo del concierto, alcanzando momentos puntuales en los que parecía que el Vicente Calderón se había convertido en una sucursal de los mejores ‘templos dance’ de Ibiza y Madonna ejercía de gogó principal. Desde ‘Celebration’, un tema inédito que estará incluido en la recopilación de éxitos que publicará el próximo otoño, hasta éxitos de su último disco, como ‘She is not me’ o ‘Give it to me’, o canciones que ya han cumplido los 25 años, como ‘Dress you up’, Madonna hizo desfilar gran parte de su repertorio dirigiéndose en varias ocasiones al público para decir frases que ya llevan su firma, como “estoy caliente”.

Mención especial para el que sin duda fue el gran tema del concierto, ‘Like a prayer’, que fue coreado de principio a final por todo el graderío, algo que no consiguió Madonna con ninguno otro de los temas de la noche, desde ‘Four minutes’ a ‘Into the groove’, por poner dos ejemplos. ‘Like a prayer’ provocó el delirio.

En la zona del ‘debe’, el completo vacío que la artista hizo de ‘Confessions on a dance floor’, su penúltimo disco del que salieron sus últimos éxitos mundiales, ‘Hung Up’ o ‘Sorry’. Ni un sólo acorde alusivo a su grandisimo pelotazo homenaje a ABBA. Más de uno se llevó el chasco de no escucharlo en directo. Incluida la Esteban.

Todo tipo de público Y es que si algo ha quedado claro es que esta cantante, igual que puede acercarse al hip hop o al techno o a lo que se le ponga por delante, es capaz de atraer a todo tipo de público, incluso si las entradas valen un mínimo de 80 euros y pueden llegar a los 397. Desde un obrero en paro de Valladolid, hasta Nacho Cano, desde una niña de 11 años a la que le encanta “como baila” a Belén Esteban, entre el público había de todo, y por supuesto, muchos sombreros de copa rosas.

OS CUENTO: El video de uno de sus temas estrella ‘Like a prayer’ nos muestra a una Madonna joven, seductora, pero es que da igual esta mujer a sus cincuenta y tantos muestra la energía y la forma de una jovencilla.

Madonna y este que escribe somos quintos, de la misma edad, y menuda diferencia , oiga. No hay color, para desgracia mía.

Si Jackson era el rey del pop a ver quien es el guapo que le quita a Madonna el título de reina, lo tiene todo y espero que no tenga que morir para que nadie lo discuta.

Me da igual que el Pais (que se equivovoca de vez en cuando) diga hoy que el concierto fue un poco frió, que no llenó. Mejor para los que allí estuvieron y la pudieron ver de cerca. La entrada era excesivamente cara y, con la crisis (acaban de publicar en el Pais que el paro ha subido el mes pasado en más de 126.000 personas)  hasta la entrada más barata era prohibitiva para el bolsillo de muchos de sus fans.

BIENVENIDA, REINA DEL POP.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 24 julio 2009 en MUSICA

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: