RSS

Restaurantes tipo Wok y otros buffets libres ¿Merecen la pena?

03 May

Buffet libre 1

Al menos en mi ciudad, y por lo que tengo visto en muchas otras también, han proliferado multitud de restaurantes de buffet libre asiático, en los que la palabra Wok suele aparecer en su nombre de alguna manera.

La mayoría suelen ofrecer un batiburrillo de platos que van desde los clásicos de los restaurantes chinos (rollitos, tallarines, pollo al limón) hasta el sushi (casi siempre deleznable), incluyendo normalmente una plancha de acero en la que te preparan teppanyaki (carne, pescado, marisco o verduras a la plancha).

Con su precio ajustado, son un opción que mucha gente tiene en cuenta a la hora de ir a comer fuera, pero yo me pregunto: ¿Merecen la pena? La respuesta es que no siempre, así que le he estado dando vueltas a cómo distinguir el trigo de la paja y acertar a la hora de elegir un buffet libre.

Wok de arroz rojo de La cocina de mi Casa

El precio

Normalmente, la mayoría tienen un precio muy similar, menos de 10 euros a mediodía y alrededor de 13 euros por la noche y los días festivos. Por ese precio podemos comer todo lo que nuestro estómago dé de si, pero hay que tener en cuenta que la bebida no está incluida y no suele ser barata, así que tened en cuenta este punto.

Mi experiencia en este tipo de locales es que no siempre es mejor el más caro, aunque tampoco es recomendable ir a los exageradamente baratos salvo para salir de un apuro, porque he ido a algunos que comía casi con miedo.

El tamaño

En el caso de los buffets libres el tamaño sí que importa. Cuanto más grande mejor, porque cuanta más clientela estén preparados para recibir, más variedad de platos ofrecerán, y tener más para elegir siempre está bien.

Buffet libre 2

Como he dicho, la mayoría ofrecen una plancha para prepara teppanyaki con aquello que nosotros escojamos de un surtido de alimentos sin cocinar (principalmente marisco y algo de carne y verdura). Sin embargo, en los restaurantes más grandes me he encontrado también con una zona donde preparaban parrillada Argentina y también otra zona de crêpes y gofres.

Por eso mi recomendación es que, en caso de duda, escojáis el más grande, pues lo normal es que su oferta sea mayor.

La clientela

Mucha gente, cuando va a un buffet, lo que quiere es que no esté muy lleno, como si la comida fuera limitada y no quisiera tener que pelearse por ella con el resto de comensales.

No obstante, lo mejor a la hora de comer en un buffet libre es que esté lleno a rebosar (sin llegar a la saturación, claro), porque eso nos garantizará que la comida se acabará y repondrá rápido, con lo que la posibilidad de encontrarse con algo que lleve horas en la bandeja se reduce y la mayoría estará recién salida de la cocina.

A menudo nos traiciona el subconsciente y el instinto de supervivencia, pero si conseguís superarlo y entrar en el que esté más lleno os aseguraréis más calidad. Si no os vale mi argumento, siempre podéis aplicar el de: “si está vacío, por algo será”.

Conclusiones

Resumiendo, a la hora de escoger un restaurante tipo Wok u otros buffets libres, el tamaño y la clientela son dos indicadores de variedad y frescura respectivamente. De todas formas, no esperéis delicatessen en casi ninguno de estos restaurante, pero si lo que queréis es daros un atracón a marisco a la plancha (y con suerte también algo parecido a un bifé) sin tener que comer huevos con patatas el resto del mes, este tipo de restaurantes no son una mala opción.

Vía| Directo al Paladar.

.

OS CUENTO: Los restaurantes asiáticos están de moda no sé si por la supuesta extravagancia de sus recetas o por lo baratillo, por lo general,  de sus cuentas en euros.Yo pienso mal y digo que, como norma,  por lo segundo.

Un buen japonés, por ejemplo, es delicioso. Personalmente me encantaron todos los platos japoneses que hemos probado , sus texturas, sus salsas, sus ceremonias , sin embargo  trabajan con materia prima de primera calidad (en general pescados frescos) que los hacen inasequibles para muchas economías, en especial de los más jóvenes.

Nuestro voto personal de castigo para esas grandes cadenas de restaurantes asiáticos tan de moda en aras del oportunismo comercial en los que se come a precio de saldo unos platos variopintos ,mal realizados y peor presentados. Mejor comer un triste bocadillo de calamares o de tortilla española. ¿No os parece?.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 3 mayo 2011 en COCINA

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: