RSS

Cordero lechal guisado con alcachofas

20 May
Cordero lechal guisado con alcachofas

OS CUENTO: Desde nuestro blog de cocina te traemos esta excelente oferta para disfrutar este fin de semana fieles a nuestra idea de mostraros los mejores platos que allí se guisan.

Así se hace, facilito y detallado:

Esta es la forma en que hemos hecho el cordero guisado en casa “desde siempre”, que ya son años. De hecho recuerdo haberlo comido de pequeño en Zamora, en casa de mi abuela materna que si tenía buenos artes culinarios y mejor boca. Ese es mi primer recuerdo de esta receta.

De hecho es una de las primeras recetas de nuestro blog, que este año cumple su primer quinquenio, publicada ya en 2006 . (Santo Dios cuantos recuerdos, cuanto trabajo y con cuanto gusto estamos trabajando este proyecto  padre e hija unidos por el amor a la cocina).

Una aclaración previa, cuando a una receta le damos en este blog la categoría de receta mejorada es que estamos hablando de una de las grandes de nuestra cocina que hacemos en casa con frecuencia y que de hecho preferimos mejorar su redacción y foto porque felizmente nada es estático y todo está sujeto a revisión y mejora permanente como, para bien, lo fue la receta de este delicioso cordero que hoy os detallo.

Ingredientes para cuatro personas:

  • Dos paletillas de cordero lechal.
  • Una cebolla grande.
  • Tres cuartos de vino blanco tipo fino Montilla.
  • Ocho alcachofas.
  • Cuatro patatas.
  • Tres huevos.
  • Tres dientes de ajo.
  • Dos hojas de laurel.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal

Preparación:

Antes lo hacíamos todo junto en la olla y la mezcla de sabores era exquisita pero inevitablemente los guisantes y las alcachofas se hacían demasiado en un punto que no era el idóneo . Ahora hacemos los ingredientes por separado para conjugar en un último hervor el conjunto. Mejor así.

Veamos los pasos:

  • Rehogar cordero.

Rehogar, en un buen aceite de oliva, dos cebollas y tres dientes (loncheados) de ajo, junto a un par de hermosas hojas de laurel. Cuando este todo dorado, añadimos la paleta de cordero troceada. Sofreimos el conjunto, al principio a fuego fuerte y enseguida a fuego medio, sin prisas, durante unos quince minutos, justamente hasta que el cordero te haya tomado un exquisito bronceado.

  • Cocer en olla.

Acto seguido cubrimos casi el conjunto con vino blanco de calidad, para esta receta me encanta el vino fino de Montilla . Cerramos la olla y lo tenemos haciendo  un máximo de 10-12 minutos en la olla rápida.

  • Hacer las alcachofas.

Las alcachofas vale la pena dejarlas en su punto y para ello comenzaremos limpiándolas  de las hojas externas hasta que clareen las tiernas, de todas sus puntas y de su base más dura procurando que ésta quede plana para sostenerse de pie haciendo el hueco necesario en el corazón de la alcachofa para su relleno.

Su forma de cocción es interesante para obtener el punto exacto. Para ello hay una fórmula muy sencilla: las cocemos “de pie” a fuego medio en una cazuela que sólo llevará agua, con una cucharada de aceite y sal, hasta la mitad de la altura de la alcachofa durante el tiempo necesario para que la cazuela casi se quede sin agua (suele pasar, según fuegos, a los 40-45 minutos). Deben quedar algo tiesas ya que finalmente blas bañaremos con el resto de los ingredientes en una última cocción. Reservamos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de agua.

  • Cocer los huevos.

Los cocemos diez minutos, no más,  desde que arranque su cocción. Pelamos, troceamos en pedazos grandes y reservamos.

  • Freir las patatas.

Hasta que tomen un poco de color sin hacer demasiado ya que igualmente se acabarán de hacer con el resto de ingredientes. Personalmente me gusta freirlas en grandes bastones para este plato.

  • Cocer guisantes y último hervor   

, conjugando a la par todos los ingredientes y sabores en un último hervor  en  olla abierta del conjunto (cordero, guisantes, patatas fritas, alcachofas, huevo cocido)  de no más de 10 minutos a fuego lento suficientes para que queden los guisantes con una textura interesante y se mezclen los deliciosos sabores que integran este plato .

El resultado es tan espectacular como el que observas en la foto, el cordero guisado, mejor estofado, en vino fino es una delicia para los sentidos. me gustaría que lo hicieses y me contases tus sensaciones.

Si lo haces repetirás seguro durante cienes y cienes de ocasiones como nosotros seguimos repitiendo, lo sé.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 20 mayo 2011 en COCINA

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: