RSS

TELEFONICA: Lo rentable es parar los despidos y las segregaciones.

26 May

Es necesaria una ley que impida los despidos en empresas con beneficios, y más cuando estos beneficios son astronómicos.

Desde mediados de la década de los 90 del siglo pasado hasta hoy Telefónica ha destruido 45.000 empleos estables y con condiciones laborales negociadas, sustituyéndolos por empleo precario, mileurista y sin derechos laborales y sindicales efectivos para los que exigen mejoras. La política laboral de Telefónica en estos años, coincidente con su evolución de empresa semipública a una multinacional plenamente dependiente del capital financiero transnacional, sumada a la practicada por la totalidad de multinacionales, ha sido determinante para configurar el actual mercado laboral, segmentado con predominio creciente de la precarización, y para configurar una realidad en la que los salarios representan una parte cada vez menor del PIB.

En el transcurso de este proceso, el empleo de calidad ha ido disminuyendo al mismo tiempo que se incrementaban los beneficios, hasta alcanzar el año 2010 la cifra record de 10.167 millones de euros. Rechazamos los planes de Telefónica de reducir mas de 8.500 empleos para sustituirlos por otros trabajadores en precario, ya que el sector continúa en expansión, no sólo a nivel de los beneficios empresariales, sino también de las personas empleadas en el sector. El anuncio en si ya es un escándalo, pero todavía lo es más, en el contexto de crisis y de tasas record de desempleo. No es una buena señal para la economía de un país que la primera empresa en beneficios del país, también destruya empleo. Si lo hace la primera empresa en beneficios, ¿qué impide hacerlo al resto que ganan menos e incluso tienen perdidas?

No es cierto que los costes laborales de Telefónica sean elevados, pues son 2658 M, un tercio de lo que reparten a los accionistas 7300 M de €. Tampoco es cierto que el Grupo Telefónica pierda dinero, ya que los beneficios obtenidos en el estado son de unos 4.400 millones de euros y no se podría explicar la expansión del Grupo Telefónica en otros mercados mundiales, sin la existencia y sin el trabajo, ayer y hoy, de los trabajadores de Telefónica SAU.

Son imprescindibles medidas legales que limiten los abusivos salarios de los directivos de multinacionales y bancos, que a través de varios conceptos (salario, dietas, bonus, acciones, etc.) han llegado a alcanzar la diferencia de 1 a 200 respecto a los asalariados de esa empresa que son titulados superiores. Es una vergüenza que los directivos de Telefónica se repartan 450 millones de euros, mientras que cada mes se dan miles de desahucios, hay casi 5 millones de parados, y de ellos, 1 millón sin ningún subsidio para subsistir. Mientras tanto, el Consejo de Administración se ponen salarios escandalosos, hasta mas de 10 millones de € como en el caso de Alierta, al que denunciamos porque tras comprobarse en sede judicial que eran ciertas las acusaciones del fiscal, a logrado salvarse por prescribir el delito y ahora, encabeza el lobby patronal que plantea no subir el IPC a los trabajadores.

Igualmente se deben realizar cambios legislativos para que las indemnizaciones por despido en las empresas con beneficios deje de ser un gasto deducible del Impuesto de Sociedades, ya que de continuar la fiscalidad actual, toda la sociedad está financiando indirectamente la destrucción de empleo en Telefónica, mediante la reducción de impuestos por ERE, es una reducción de ingresos públicos que puedan revertir en servicios sociales públicos.

Es necesaria la implicación de la sociedad, desde sus gobernantes, las fuerzas políticas, los sindicatos, la ciudadanía, etc. para que los beneficios astronómicos de Telefónica repercutan en el resto de la sociedad, vía menores precios y tarifas de los servicios de Telecomunicaciones (de los más altos en Europa en relación con el poder adquisitivo), con la creación de empleo de calidad (referente para el resto de empresas) y con la inversión necesaria para el disfrute, de toda la población, independientemente de su nivel de renta de las últimas y mejores tecnologías que en cada momento se den, así de una calidad de excelencia en todo lo relacionado con esos servicios, desde los servicios de atención del cliente, hasta mantenimiento.

La competencia en el Sector de las Telecomunicaciones no debe darse en condiciones laborales a la baja, sino en precios y en calidad de servicios.

Vía| Toni Campos.

El autor   es Economista, trabaja en Cobros y oficialmente es Tecnico de Ventas

.

OS CUENTO: Espléndido artículo de Tony Campos en su blog, que no sabría mejorar . Comparto en su integridad.

Solo resaltar que no es de recibo que en una empresa donde sus directivos ganan cantidades astronómicas y sus accionistas ingresan ingentes cantidades de beneficios se proceda a despedir a 8.500 personas con la sana intención de que papá-Estado pague los dos primeros años de paro y la operación, además, sea fiscalmente un chollo pàra la compañía. Esto es una tomadura de pelo,

Un gobierno de izquierdas (oiga que nuestro gobierno es de izquierdas, creo) tiene que parar esto y no me valen las tímidas manifestaciones de hoy del Ministro de Trabajo que parecían más un ruego que una firme intención.


Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 mayo 2011 en SIN VERGUENZA, SOCIEDAD

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: