RSS

El hospital de Santiago retrasa el control periódico a enfermos de cáncer

19 Jun

El centro sostiene que se adelanta al protocolo que se prepara para toda España

Imagen del Hospital Clínico Universitario de Santiago / ANXO IGLESIAS

El Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) asegura ser pionero en España en la aplicación de un nuevo protocolo, aún no aprobado, que dilatará en el tiempo las revisiones de los enfermos de cáncer calificados de bajo riesgo. La nueva medida ha cogido por sorpresa a los afectados, a quienes el hospital ha empezado a demorar las citas sin ofrecerles explicaciones.

Hace 15 años, cuando apenas tenía 20, a Manuel —nombre ficticio de un compostelano— le diagnosticaron un cáncer de huesos (un osteosarcoma de peroné) que acabó, tras una metástasis, arrebatándole un pulmón. En 2008 se sometió a la última operación. Manuel vive con un solo pulmón sometido a un largo peregrinar hospitalario a golpe de revisión cuatrimestral “según marca el protocolo” de los servicios de oncología del CHUS, explica el paciente. Hasta ahora, porque el hospital ha empezado a dilatar las revisiones oncológicas. Se trata de “un anticipo”, junto con el traslado a atención primaria de estos pacientes, “del protocolo que en breve se aplicará en toda España”, sostiene el jefe de servicio, Rafael López.

Manuel tuvo su última revisión el pasado enero. Entonces le programaron la siguiente —esta vez con una cierta demora sobre los cuatro meses habituales— para julio. Pero en mayo recibió una notificación del complejo hospitalario. Le posponían la cita a finales de noviembre. Tendrá que esperar 11 meses —de enero a noviembre— a que le hagan un TAC, el sistema “que puede detectarme una nueva metástasis”, explica, y llegado el caso, una nueva operación en el pulmón que le queda. El jefe del servicio de oncología del CHUS, Rafael López, reconoce que se están dilatando las citaciones, pero “solo las de los casos de bajo riesgo”, precisa. Entiende que están en situación de bajo riesgo los enfermos de cáncer operados hace 10 años que evolucionen bien. Aunque este no sea el caso de Manuel.“Los tiempos de demora en este tipo de pacientes -que acuden a revisiones- son muy amplios. De hecho, habría que darles el alta porque son pacientes con muy poco riesgo de enfermedad y su continua asistencia se convierte enhospitalismo”, explica el especialista el espíritu del nuevo protocolo. “En oncología tienen prioridad los que están en tratamiento y las urgencias”, puntualiza.

López avanza que esta práctica de dilación de las revisiones de los casos de “bajo riesgo” que ha iniciado el CHUS es el anticipo del “nuevo protocolo para toda España” que se está preparando “para agilizar los servicios de oncología y no cargarlos de forma inútil”. Las demoras en las citaciones se producen por primera vez este año —coincidiendo con el traslado de los pacientes que, como Manuel, acuden a revisiones— del hospital de día (en reforma) a consultas externas. López reconoce que durante julio, agosto y septiembre el servicio de consultas no contratará oncólogos para sustituir a los que disfruten de sus vacaciones, pero niega que éste sea el motivo por el que a pacientes como Manuel se les pospone la cita manteniéndolo casi un año sin analizar su evolución.

El especialista del hospital compostelano sostiene que en esos meses de verano, aún sin cubrir las bajas médicas, el servicio “queda perfectamente atendido con siete u ocho oncólogos” de una plantilla habitual de 10. Y puntualiza: “La demora no es por falta de médicos”.

Los afectados están convencidos de que “solo se trata de recortes”. Cuando recibió la carta del hospital comunicándole que se le retrasaba de nuevo la cita, Manuel preguntó en Atención al Paciente. Le dijeron que “se suprimen las consultas de las revisiones en verano”. Pero el jefe de oncología sostiene que solo tiene que ver con el nuevo protocolo. Nada de recortes. “A los pacientes operados hace 10 o 15 años basta con revisarlos anualmente o incluso darles el alta”. Pero Manuel, operado hace solo cuatro, entra también en ese cupo. El paciente cree que asume “un serio riesgo” por una decisión política “economicista”.

Vía| El País.

.

OS CUENTO: No podemos confundir los recortes sanitarios con el hecho de que estos señores políticos quieran jugar con nuestra salud hasta el extremo de alargar las precisas revisiones sanitarias ( las ya muy ajustadas y que estaban pautadas por oncólogos)   en la enfermedad más temida y temible.

Ya no podemos permitir que jueguen con nosotros hasta este punto ni un solo día mas. Que jueguen si les viene en gana con su posición, con su sueldo, con sus enseres, pero nunca con la salud, con la duda y con el temor de los enfermos.

Quien decidió esta burrada no tuvo nunca a nadie cercano pendiente de un TAC para conocer la evolución de su cáncer o del cáncer de alguien muy querido.

Basta ya. No confundamos recortes con homicidios.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 19 junio 2012 en CONSUMO, LA CRISIS, SALUD, SIN VERGUENZA, SOCIEDAD

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: